¿CÓMO ESTOY VIENDO LA CONTINGENCIA DEL COVID19?

Debo confesar que los primeros días sentí mucha ansiedad, miedo y desesperanza. Todo parecía una película antigua de guerra… “todos a sus casas”. La primera vez que fui al súper, todo vacío y me imaginé que iba a haber escasez de productos básicos muy pronto. Fueron muchos cambios muy rápidos, para todos. Empresas cerraron, vida social limitada a las redes sociales, escuelas en línea y los trabajos de muchos de nosotros totalmente transformados y otros a la expectativa.

Conforme ha pasado el tiempo, hoy cumplimos un mes en “encierro”; he ido encontrando paz, y hasta puedo decir que he disfrutado mucho estos momentos. Duermo un poco más, cocino saludable, por fin he tenido más tiempo para hacer ejercicio y he conocido más a mis hijos. Descubrí que un hijo se auto administra, a cuál le tengo que recordar que tiene clases, a quién de plano no le interesa mucho el colegio; y he ido respetando sus formas y tiempos.

En cuanto a vivir en pareja, esta cuarentena, ha sido un afianzar que tengo una pareja pareja. Creo y practicamos el lema “Esta casa, es de todos.” A cada uno le toca hacer su parte, unos a la primera y a otros nos cuesta más. Desde tender camas hasta sacar a pasear a Jacinta, nuestra mascota. Para mí el orden y limpieza, son un must para que la casa funcione, y aunque no para todos, lo he pedido y lo hemos logrado uno días más otros menos.

¿Qué definitivamente he aprendido? A DEJAR IR. No puedo hacer más que cuidarme, cuidar a los míos, seguir las recomendaciones de nuestra ciudad y si, ver como puedo ayudar a otros y sacar adelante mi negocio. Suena demasiado, pero he tratado de hacerlo un día a la vez. No sabemos cuento tiempo nos falta estar viviendo así. Hay muchas dudas, que nadie tiene las respuestas.

He aprendido y he puesto en práctica, la habilidad de REINTERPRETAR. Le quise dar a la CRISIS, la definición de OPORTUNIDAD, y estoy todavía descubriendo que vendrá de todo esto. Por lo pronto, doy gracias que tengo una casa segura donde estar y con quien compartir estos momentos. ¿Tú de que puedes dar gracias?

Valeria Guerra

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *